Textos que venden con ética y corazón 

Karina Ausecha portada 3

Suscríbete a mi lista de emails y accede de inmediato al Kit (Guía + Plantilla) para páginas de venta

Aprende a escribir textos convincentes, para vender tus servicios e infoproductos

Garantía: por qué y cómo hacerla para ganarte la confianza de tus clientes

Imagina el siguiente escenario:

Pronto será el cumpleaños de tu pareja. 

Para celebrarlo, lo quieres sorprender con una escapada de fin de semana en un hotel de lujo.

Empiezas tu búsqueda del plan perfecto y te encuentras con dos ofertas atractivas: 

Oferta 1: 

Escapada premium: habitación superior con hidromasaje, acceso al spa, cena y ambiente romántico.

Desayuno a la habitación incluido.

Oferta 2: 

Escapada relax: habitación con cama doble, cena romántica y 90 minutos de Spa.

Garantía: reserva cancelable y reembolsable

Sin ver la foto ¿A cuál oferta le darías clic?

Apuesto a que le darías clic a la segunda.

Aunque suena tentador tener un hidromasaje y recibir el desayuno en la habitación, no hay nada más seductor que la palabra:

GARANTÍA

Si te das cuenta cuando leemos esa palabra la sensación que nos viene a la mente es:

“Estoy comprando algo seguro. Y si me siento segura, esto debe ser bueno».

Qué es una garantía y por qué deberías ofrecerla

La garantía es el texto que incluye tu oferta, donde le “garantizas” a tu cliente que será compensado en caso de que la compra no sea exitosa.

Por ejemplo:

  • Cuando el producto o servicio no cumple con las expectativas del cliente.

  • Por algún motivo el cliente no puede hacer uso de lo que compró.

  • El cliente decide que ya no es lo que desea.

En todos los casos, la garantía le asegura al cliente que si algo va mal él no será el perdedor de la historia. 

A nadie le gusta la idea de perder dinero y menos aún, cargar con decepción de una mala compra y la frustración de haber tomado una mala decisión.

La garantía reduce el riesgo que asume tu cliente

Ray Edward en su libro How to Write Copy That Sells explica que en cualquier transacción comercial ambas partes (vendedor y comprador) asumen un riesgo.

Tú como negocio te arriesgas a dar con clientes que no pagan a tiempo, te piden devoluciones injustificadas y acaban con tu energía como si fueran vampiros.

Del otro lado, está tu cliente, que se arriesga a invertir dinero en tu oferta, sin saber si eso funcionará para él y si quedará satisfecho.  

Hay dos secretos que debes saber y que nos revela  Edward en su libro:

  1. De entrada, tu cliente no confía en ti. No tiene por qué. Es tu misión convencerle de que al comprarte no saldrá defraudado.

  2. Cada prospecto que curiosea tu web, mira tus ofertas y está pensando en comprarte  desea en secreto tener razón. Espera que tú tengas la solución.

Si te das cuenta, tu cliente en realidad quiere que todo vaya bien.

La mayoría de personas compran con la intención de usar lo que adquirieron. No para devolverlo unos días después.

Seguro existirán clientes con malas intenciones. Pero ese es un riesgo, que de todos modos asumimos como negocio. 

Te ayuda a llevar una relación sana con tus clientes

Cuando un cliente está insatisfecho con su compra tienes dos opciones:

  1. Dejarlo ir con su insatisfacción.

  2. Compensarlo para reducir su malestar.

Soy partidaria de lo segundo.

Prefiero reintegrar el dinero o dar algún tipo de compensación que arriesgar mi reputación.

Cuando un cliente está insatisfecho se convierte en un vocero negativo de tu marca.

Y eso no tiene arreglo. 

O es muy difícil de reparar, porque hablamos con mayor frecuencia de las malas experiencias que de las buenas.

Por eso, cuando tengas un cliente insatisfecho no lo pienses dos veces: compensalo lo antes posible.

Y luego déjalo ir…

No hay nada más placentero que cerrar bien la puerta con un cliente que no estaba feliz con tu servicio.

Cómo hacer una garantía TOP

Ahora que ya sabes por qué deberías incluir garantía, es hora de conocer lo que no puede faltar en ese texto.

1- Incluye la devolución del dinero 

Este punto es polémico, porque tú como negocio tampoco quieres arriesgarte a perder.

Sin embargo, es conveniente hacerlo por dos razones:

  1. Al dar esta opción, el mensaje que recibe tu cliente es que tu producto o servicio debe ser bueno. De otra forma, no estarías dispuesta a devolver el dinero.

  2. Si tu producto o servicio es bueno y cumples tu promesa lo más probable es que, salvo contadas ocasiones, no tengas que hacer la devolución del dinero.

Ahora, ¿Deberías reintegrar el 100% del dinero?

Sí. Siempre que sea posible.

Si debes incurrir en gastos adicionales (transacciones, pago de comisiones), puedes deducirlos y reintegrar el resto.

2- Establece una fecha límite de uso

Tu cliente debe tener claro hasta cuándo podrá acceder a la garantía.

El tiempo depende mucho del tipo de producto o servicio.

Para los productos la garantía es sinónimo de durabilidad.

Por eso, entre más tiempo de garantía, se considera de mejor calidad.

En el caso de los servicios la garantía es sinónimo de confianza.

Entre más tiempo tiene de garantía, es más confiable.

A la hora de establecer el tiempo piensa como usuario:

  • En qué momento sabes si un producto o servicio es lo que buscas o no.

  • Cuando es preciso devolver ese producto o pedir la cancelación de un contrato de servicios porque no es para ti.

Si te faltan ideas, revisa el tiempo de garantía que está dando tu competencia.

Y ten en cuenta si se adapta a lo que puedes ofrecer.

3- Explica cómo se puede acceder a tu garantía

En este punto no te enredes.

Escribe paso a paso qué debe hacer tu cliente para acceder a su garantía.

Haz el proceso sencillo.

Si pones demasiados requisitos, al final tu cliente terminará más molesto, de lo que estaría si hubiera perdido su dinero.

Recuerda: la idea es que tu cliente se lleve la mejor impresión de tu marca, aunque ahora no te compre.

4- Deja claras las condiciones

Hasta este punto, tu cliente tiene claro: cuánto dinero recibirá (si es el 100% o menos); hasta cuándo puede acceder a la garantía y los pasos que debe dar para acceder a ella.

Falta algo importante:

Qué condiciones debe cumplir.

En el caso de los productos lo más usual es devolver el producto que se compró.

Para los servicios depende.

Te pongo como ejemplo mi caso.

Para la creación de los copys para web doy una garantía de devolución del 100% (menos costes bancarios), cuando mi cliente no queda contento con el resultado.

La única condición es que al hacer efectiva la garantía, ese cliente pierde cualquier derecho a usar mis textos.

En tu caso debes revisar qué condiciones es importante incluir.

Recuerda que la garantía también es para que tú como negocio puedas salir bien librada.

Espero que después de leer este post tengas menos dudas y más ideas para crear tus propias garantías.

Si tienes alguna duda, déjala en los comentarios.

Gracias por leer, volver y estar siempre allí.

Un abrazo!

Pd: antes de que te vayas...

¿Te gustaría atraer más y mejores clientes con los textos de tu web?

Si la respuesta es sí y no se cómo hacerlo, dale un vistazo a mi servicio de copywriting web.

Con gusto pondré todo mi talento a tu servicio para que los textos de tu web se conviertan en tu fuerza de ventas las 24 horas del día.


¿Te quedaste con ganas de más?

Suscríbete a mi lista de emails y accede de inmediato al Kit (Guía + Plantilla) para páginas de ventas.

Al suscribirte entrarás a forma parte de mi lista de emails. Tus datos serán tratados conforme a la ley de protección de datos GDPR.

Finalidad: darte acceso al kit; enviarte publicaciones y correos donde promociono mis servicios. 
Legitimación: se realiza a través de tu consentimiento expreso al aceptar la Política de Privacidad.
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán guardados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing), ubicados en EU y acogidos a la ley de protección de datos. Política de Privacidad de Mailchimp
Derechos: como usuario tienes derecho de solicitar rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un correo al email mail@karinaausecha.com
Aclaración: no introducir tus datos tendrá como consecuencia el no poder atender tu solicitud. Para mayor información consulta mi Política de Privacidad

Últimas entradas

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *

Los datos personales que proporciones, serán tratados conforme a la nueva ley de protección de datos GDPR (General Data Protection Regulation)
Responsable: Karina Ausecha Penagos.
Finalidad: moderar y darle respuesta a tus comentarios.
Legitimación: se realiza a través de tu consentimiento expreso al aceptar la Política de Privacidad.
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán guardados en los servidores Strato (proveedor de Hosting de este sitio web) ubicados en Alemania. Política de privacidad de Strato.
Derechos: como usuario tienes derecho de solicitar rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un correo al email mail@karinaausecha.com
Aclaración: No introducir tus datos tendrá como consecuencia el no poder atender tu solicitud. Para mayor información consulta mi Política de Privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando la política de cookies.
ACEPTAR

Aviso de cookies