Karina Ausecha portada 3

Suscríbete y accede de inmediato a la plantilla

Crea páginas de ventas efectivas, para tus servicios e infoproductos

El año en que decidí emprender en el extranjero

Este post no será como ninguno de los que he escrito hasta el momento en este blog. No te daré tips, consejos o recomendaciones. Será más una confesión entre amigos, de lo que ha sido mi proceso como emprendedora durante este año por fuera de mi país.

Mi primera confesión: al inicio del 2017 mi plan era conseguir un empleo.

En ese punto ya había cumplido un año y medio en Alemania. Todo ese tiempo lo había dedicado a aprender alemán, a conocer la cultura y a buscar mi camino profesional, mientras blogueaba.

Quería seguir haciendo algo que me apasiona: escribir y ayudar a otros a través de mis talentos. Pero ya necesitaba aterrizar mis sueños y deseos en la realidad; una donde se deben pagar las cuentas.

A medida que avanzó el año, me di cuenta que para lograrlo no necesitaba conseguir un trabajo en la vía convencional. Podía crearme uno.

Esas ideas se las debo a mi primer blog “Al otro lado del charco”. A través de ese blog no solo regresé a la escritura, sino que desarrollé habilidades que me han servido en esta etapa de renovación profesional.

Una de esas habilidades ha sido trabajar en mi networking y mi marca personal. Cuando salí de mi cueva y me arriesgué a mostrar lo que sabía hacer, conseguí  mi primera oportunidad laboral. Primero como redactora y después como consultora.

Realmente me di cuenta que estaba en el camino del emprendimiento, hasta que recibí mi registro del Ministerio de Finanzas Alemán; era oficialmente Journalistin und Kommunikations Beraterin (periodista y asesora de comunicaciones) con una empresa pequeña.

Desde ese momento, empezó un viaje de no retorno.  

Mi segunda confesión: emprender da miedo y eso no se quita con el tiempo.

Vivir con la incertidumbre financiera y con el fantasma del fracaso no es fácil. Pero creo que es una constante cuando decides lanzarte a crear algo propio.

Realmente necesitas alimentar pensamientos positivos y rodearte de personas que te recuerden tus pequeños avances y los sueños que persigues. Solo así, puedes convivir con el miedo y lo puedes utilizar como un impulso para seguir adelante.

Cada vez que llega la incertidumbre intento pensar en lo que puedo hacer para que el plan funcione. Cuando lo olvido, mi esposo me lo recuerda. De esa manera en lugar de preocuparme y mortificarme, me ocupo.

Mi tercera confesión: no corro en las mañanas, tengo mis reservas con los libros de autoayuda y no sueño con ser millonaria.

Honestamente no represento la figura que yo misma tenía en mente del emprendedor arriesgado e hiperactivo que trabaja hasta la media noche.

Voy a mi ritmo y tengo mi propia definición de éxito; una donde me veo feliz siendo comunicadora y ayudando a otros desde mis talentos.

Este año me di cuenta que para emprender no necesitas tener un tipo de personalidad especial. Necesitas ser disciplinado y constante para crear hábitos que te lleven a alcanzar tus metas.

El reto está en crear esos hábitos, porque cuando eres tu propio jefe puedes alterar tus mismas reglas. 

Lo que me ha funcionado es empezar el día siempre a la misma hora con tareas específicas. Cada tarea está relacionada con una meta semanal que escribo en un tablerito que tengo al lado de mi computador, para no perder el foco. Soy bastante esquemática, así que ese método me funciona.

Sin embargo, también me he dado cuenta que más allá de gestionar mi tiempo, debo gestionar mis niveles de energía. Así que mi reto para el siguiente año es aprender a priorizar para dedicarme primero a lo que realmente importa.

Y bueno, también tengo que aprender a no darme tan duro a mí misma cuando las cosas no salen como las tengo en mi cuadro de Excel…

Haciendo el balance de este año, sentí que fue un ciclo bastante positivo en mi vida. Cosa que no pensé hace un par de semanas, cuando solo vi la montaña  de trabajo que no logré terminar este año.

No obstante, mirar en retrospectiva me permitió sentirme feliz por este momento y agradecida con la vida por cada oportunidad que tuve durante el año para seguir avanzando en el camino que elegí…

Este post es mi manera de compartir contigo, donde quieras que estés y de animarte a perseguir siempre tus sueños. Que el 2018 sea una nueva oportunidad para continuar en esa búsqueda.

Un abrazo!

 


Te gustó el artículo

Suscríbete y accede a mi plantilla para crear páginas de ventas efectivas, para tus servicios e infoproductos.

Al darme tus datos quedarás suscrito a mi lista de correo electrónico. Tus datos serán tratados conforme a la nueva ley de protección de datos GDPR (General Data Protection Regulation)

Responsable: Karina Ausecha Penagos.
Finalidad: darte acceso a mis recursos,  publicaciones y promociones exclusivas para suscriptores.
Legitimación: se realiza a través de tu consentimiento expreso al aceptar la Política de Privacidad.
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán guardados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing), ubicados en EU y acogidos a la ley de protección de datos. Política de Privacidad de Mailchimp
Derechos: como usuario tienes derecho de solicitar rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un correo al email mail@karinaausecha.com
Aclaración: No introducir tus datos tendrá como consecuencia el no poder atender tu solicitud. Para mayor información consulta mi Política de Privacidad

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *

Los datos personales que proporciones, serán tratados conforme a la nueva ley de protección de datos GDPR (General Data Protection Regulation)
Responsable: Karina Ausecha Penagos.
Finalidad: moderar y darle respuesta a tus comentarios.
Legitimación: se realiza a través de tu consentimiento expreso al aceptar la Política de Privacidad.
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán guardados en los servidores Strato (proveedor de Hosting de este sitio web) ubicados en Alemania. Política de privacidad de Strato.
Derechos: como usuario tienes derecho de solicitar rectificación, oposición y/o eliminación de tus datos, enviando un correo al email mail@karinaausecha.com
Aclaración: No introducir tus datos tendrá como consecuencia el no poder atender tu solicitud. Para mayor información consulta mi Política de Privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando la política de cookies.
ACEPTAR

Aviso de cookies